Las personas gastan millones de dólares al año en cremas y fórmulas para la piel. Por una fracción del precio puedes tener la piel tersa usando vitaminas que son fáciles de encontrar y completamente naturales.

Vitamina C y sus propiedades curativas

También conocida como ácido ascórbico es un ingrediente comúnmente usado en muchas cremas para la piel. Reconocida por sus propiedades curativas, la vitamina C es un limpiador natural que ayuda a la piel a deshacerse de las células muertas y estimular la producción de células nuevas, las que hacen que la piel se estire. Además la vitamina C puede ayudar a mejorar la piel dañada por el sol y aumentar la eficiencia del bloqueador solar.

La vitamina C se encuentra principalmente en frutas cítricas como las naranjas, fresas, kiwis y pomelos.

Vitamina A para la reparacion y regeneracion de la piel

Esta vitamina ayuda en la reparación y regeneración de las células muertas. Una deficiencia de vitamina A produce picazón en la piel, descamación y perdida de brillo, por lo que es la más utilizada para tratar el acne y otras condiciones de la piel como el eczema.

La vitamina A se puede encontrar en alimentos como las zanahorias, chiles, camotes, melón, espinacas y col rizada.

Vitamina E contra el sol y las arrugas

La vitamina E es un antioxidante que reduce los efectos de la exposición solar, arrugas, resequedad o piel áspera. Generalmente la vitamina E es usada en conjunto con la vitamina A para formar una especie de coctel de vitaminas que suavizan la piel y reducen los daños permanentes. La vitamina E es muy usada en cremas y lociones para las arrugas, que son una de las principales causas de la caída de la piel caída. Además puede hacer maravillas para mejorar la piel antes de que se debilite.

También podría interesarte  Evita el acne con estos tips para evitar el acne para adolescentes
Loading...

Esta vitamina se puede encontrar en las semillas de girasol, almendras, ciruelas, tomates, repollo, aguacates y albaricoques.

Vitamina B para mantener la piel humectada

La Academia Americana de Dermatología dice que los productos para el cuidado de la piel que contienen vitamina B-3 (niacina) o B-5 (ácido patogénico) ayudan a mantener la humectación. Estas vitaminas ayudan a mantener la piel hidratada, lo que ayuda a conservar la elasticidad. Obtener una piel tersa requiere tres cosas: reducir la exposición a los daños, quitar las células muertas (exfoliar) e hidratar apropiadamente. La vitamina B ayuda a la piel a mantenerse hidratada para que se mantenga tersa por más tiempo.

La vitamina B se encuentra de forma natural en las comidas, pero obtener la cantidad adecuada para hacer la diferencia es recomendable adquirir suplementos o extractos que se puedan añadir a la comida.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *