Actividad leve: Durante las primeras horas de la tarde hay una mejor disposición para la práctica de actividades físicas que no requieran de un sobreesfuerzo excesivo, ideal para meditar, clases de danza o tai chi.


Depilación:
Es un peeling potente, especialmente si se utiliza cera. Exponerse al sol recién depilada puede causar manchas, sobre todo en la cara interna de los muslos y en la parte trasera de las rodillas. Por eso es mejor reservarlo para la tarde, a fin de evitar el contacto con las horas peak de radiación.

Drenaje linfático:
Favorece la eliminación de toxinas, mejora la circulación, alivia los problemas circulatorios y tiene un efecto sedante. Podría ser ideal para ponerle fin a la jornada, pero hay que considerarlo caso a caso, porque algunas personas acumulan líquido en las piernas y otras en la parte superior del cuerpo. En el primer caso, el drenaje debe realizarse en la tarde, para favorecer la circulación de retorno. De lo contrario es mejor dejar las maniobras para la mañana.

Limpiar en profundidad:
Al despertar sólo hay que limpiar la cara con una loción tónica hidratante, que ayude a retirar los residuos nocturnos. Antes de dormir hay que seguir una rutina más completa, para eliminar la tierra, el esmog, el sudor, el sebo y demás contaminantes  que se acumulan en la piel a lo largo del día. Se necesita un limpiador y loción tónica para retirar la suciedad y permitir que la piel respire y se lubrique adecuadamente.

Exfoliantes:
Suponen una cierta agresión al equilibrio natural de la piel, por eso es mejor usarlos en la noche, a fin de darle a la epidermis tiempo suficiente para recuperarse. Y de paso evitar el contacto inmediato con el sol, que podría irritar la piel recién exfoliada. El ácido glicólico actúa mejor de noche porque en esencia es un poderoso exfoliante químico, capaz de estimular la piel en sus niveles más profundos produciendo oxigenación y nutrición durante toda la noche.

También podría interesarte  Mitos preguntas y respuestas acerca de la depilacion
Loading...

Vitamina A: su facción reparadora es más potente en la noche, cuando todo el organismo entra en un proceso de recuperación durante el sueño. Lo mismo corre para la generalidad de las cremas antiedad, actúan mejor de la noche cuando se activa la renovación celular.

Manchas:
Algunos despigmentantes como la hidroquinona se vuelven inactivos con la luz, por lo que usarlos en el día es inútil.

Descongestionar:
Siempre cuesta encontrar tiempo para aplicarse una mascarilla durante el día. Pero en el anoche es más probable que se sigan los pasos adecuadamente, se espere el tiempo necesario y se consiga un mejor resultado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *