fbpx
Síguenos en las Redes Sociales :D

Resistencia a la insulina y la pre diabetes hacen que bajar de peso sea mas difícil: Aprende a controlarla y evitarla

¿Tienes grasa alrededor de la cintura? (obesidad centrípeta) ¿Tienes deseos frecuentes de comer cosas dulces o saladas o la sensación de que eres adicta a los carbohidratos? ¿Experimentas a menudo fatiga por la tarde?

¿Sufres de presión sanguínea alta o altos niveles de colesterol o triglicéridos? ¿Te es difícil bajar de peso?

Si es así, puede que tengas resistencia a la insulina, una condición asociada a la pre diabetes. Se estima que el 75 por ciento de los estadounidenses pueden ser resistentes a la insulina, y la mayoría no lo sabe. Debido a la relación entre la resistencia a la insulina y la diabetes, enfermedades del corazón, derrame cerebral, obesidad y problemas de fertilidad, es reconocida como una de las principales epidemias de salud. En junio de 2008 un estudio demostró que la resistencia a la insulina estaba relacionada a la enfermedad arterial periférica, lo que conduce a un riesgo de 40 a 50 por ciento mayor de ataque cardiaco y derrame cerebral.

La relación entre la comida, el azúcar en la sangre, la insulina y la grasa es compleja. Si sigues subiendo de peso a pesar de seguir una dieta baja en grasas, tu problema puede ser que presentes resistencia a la insulina.

¿Qué es la resistencia a la insulina?

¿Y la pre diabetes? La insulina es una hormona, al igual que es estrógeno, la testosterona, cortisona y la hormona tiroidea. La insulina es secretada en el torrente sanguíneo por el páncreas para regular la cantidad de glucosa (la principal fuente de energía del cuerpo) en la sangre.

Las personas con resistencia a la insulina tienen una menor capacidad para responder a la insulina. Las cantidades normales de insulina son insuficientes para producir una respuesta a la insulina normal de parte de la grasa, músculos y células del hígado. Para compensar esto, el páncreas produce más insulina.

Como ejemplo, si tienes resistencia a la insulina y comes carbohidratos, se necesita hasta cinco veces más de insulina para devolver la glucosa en la sangre a niveles saludables. Y algunas personas con resistencia a la insulina producen tanta que sus niveles de azúcar en la sangre caen por debajo de lo normal, forzando una hipoglucemia. Cuando experimentas ansias por alimentos azucarados o con almidón, hay una buena probabilidad de que sea debido a una hipoglucemia.

Leer también >>  Monavie el jugo energizante hecho de Acai

Cuando los niveles de insulina alcanzan su máximo debido a altos niveles de glucosa, se crea grasa. Y mientras más obesa seas, te vuelves más resistente a la insulina, porque la grasa crea un máximo en otra hormona (cortisol) que evita que la insulina funcione de manera correcta.

Bajar los niveles de insulina te ayudara a bajar de peso y a que seas más delgada. A medida que pierdes grasa del cuerpo, tu resistencia a la insulina mejora.

De acuerdo a la American Diabetes Association, antes de que las personas desarrollen diabetes de tipo 2, casi siempre tienen pre diabetes (niveles de glucosa más altos de lo normal). Estos niveles no son lo suficientemente altos para ser diagnosticados como diabetes, pero pueden causar daño a largo plazo, especialmente al corazón y sistema circulatorio. Se estima que alrededor de 54 millones de personas en los Estados Unidos tienen pre diabetes.

dieta resistencia insulina

Síntomas de resistencia a la insulina

Algunos síntomas comunes de las personas insulino resistentes son:

  • Fatiga
  • Nublacion mental
  • Somnolencia y gases, especialmente luego de una comida que contenga más de un tercio de carbohidratos
  • Aumento de niveles de triglicéridos en la sangre
  • Aumento de peso, especialmente por la grasa que se acumula en la zona abdominal, lo que incluye una alta proporción de grasa y dificultad para bajar de peso.
  • Breves periodos de baja azúcar en la sangre. Agitación, cambios de humor, náuseas y dolores de cabeza son comunes cuando el azúcar en la sangre está en niveles bajos y a menudo se alivian rápidamente una vez que se come algo.
  • Depresión

¿Cuál es la causa de la resistencia a la insulina?

La cultura y el estilo de vida de los países desarrollados, especialmente en los Estados Unidos, son probablemente la principal causa de resistencia a la insulina. Las dietas se han vuelto más ricas en fructosa (jarabe de maíz alto en fructosa), lo que provoca cambios en los perfiles lipídicos de la sangre. El azúcar de mesa también es culpable. Esto acompañado de abundancia de comidas rápidas altas en grasas y en sodio y una disminución del ejercicio, constituye un estilo de vida propicio para el desarrollo de la resistencia a la insulina. Una dieta alta en sodas y comida rápida, cargada de carbohidratos, es una receta casi segura para provocar resistencia a la insulina y pre diabetes.

Leer también >>  Conoce lo basico acerca de la intolerancia al gluten o enfermedad celiaca

La resistencia a la insulina se relacionado con el síndrome de ovario poli quístico, aunque todavía no está claro si es la causa o lo que lo causa.

El síndrome metabólico, es otra condición asociada a la resistencia a la insulina. El Dr. Charles Reaven de la Universidad Stanford fue el primero en reconocer que muchos problemas de salud, aparentemente no relacionados, eran causados por resistencia a la insulina. El listo las complicaciones derivadas de la resistencia a la insulina:

  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Hipertensión
  • Diabetes de tipo 2 en adultos
  • Obesidad
  • Derrame cerebral

Algunos estudios también han relacionado la glucosamina, a menudo prescrita para las articulaciones y los huesos, como una posible causa de resistencia a la insulina. Otras cosas conocidas por agravar la resistencia incluyen: cafeína, endulzantes artificiales, nicotina, altos niveles de estrés y algunos medicamentos, especialmente esteroides.

Resistencia a la insulina y pre diabetes

El tratamiento primario para la resistencia a la insulina es el ejercicio y la pérdida de peso. Seguir una dieta de bajo índice glicémico o una dieta baja en carbohidratos para bajar de peso es generalmente recomendado.

En algunos casos, la Metformina y otros medicamentos para la diabetes son utilizados para mejorar la resistencia a la insulina. La Metformina es a veces prescrita para promover la pérdida de peso en personas con diabetes o resistencia a la insulina. Sin embargo es importante recordar que estas no son terapias aprobadas ya que se ha demostrado que el ejercicio y la dieta son casi el doble de efectivas que la Metformina para reducir el riesgo de progresar a diabetes de tipo 2.

La dieta para  la resistencia a la insulina

Leer también >>  El ejercicio y el chocolate mejoran la vida

Escrito por Cheryle R. Hart y Mary Kay Grossman, el libro “La dieta para la resistencia a la insulina” usa un método de alimentación balanceado y relacionado para estabilizar los niveles de insulina.

Debido a que los alimentos ricos en proteínas no causan que los niveles de insulina alcancen máximos, son los alimentos ideales para consumir cuando se quieren manejar los problemas de peso debido a resistencia a la insulina. El método relacionado y balanceado presente en el libro recomienda una porción de proteína por cada porción de carbohidratos.

Ejemplos de proteínas recomendadas en el libro:

  • Carnes magras, pescado, aves y huevos
  • Legumbres, como arvejas secas, lentejas, guisantes y productos de soya
  • Productos lácteos bajos en grasa o descremados como leche y queso bajo en grasa, incluyendo el requesón o el yogurt sin azúcar
  • Nueces y semillas, aunque se deben limitar las porciones porque tienden a ser altas en grasas

Ejemplos de comidas que usan el método de balance y relación:

  • Manzana con una rebanada de queso bajo en grasa
  • Patatas con carne magra
  • Galletas con carnes frías
  • Pan con mantequilla de maní sin azúcar añadida con el aceite quitado

Además, algunos suplementos pueden ayudar a reducir o eliminar la resistencia a la insulina. El cromo, por ejemplo, es usado a menudo para reducir las ansias de carbohidratos. También el magnesio y el potasio son a menudo deficientes en una persona con resistencia a la insulina. Sin embargo, estos y otros suplementos nunca deben ser tomados sin consultar a tu médico. También se recomienda añadir un multivitamínico.

El control de la resistencia a la insulina es importante porque puede prevenir la pre diabetes y eventualmente la diabetes y otras complicaciones de salud que acompañan a la enfermedad. También te verás y te sentirás más feliz y saludable.

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú