fbpx
Síguenos en las Redes Sociales :D

Problemas de pareja: dinero y tareas domesticas

Los problemas económicos en la pareja pueden empezar mucho antes del matrimonio, con los gastos del cortejo y la boda, por lo tanto es muy recomendable que las parejas con problemas financieros tengan una seria conversación acerca de las finanzas.

Como resolver el problema:

Deben ser honestos acerca de su situación financiera actual. Si las dificultades económicas aumentan, seguir con el mismo estilo de vida que se tenía antes es simplemente algo poco realista.

No abordar el tema durante una discusión. En vez de eso, establece un momento que sea adecuado y no amenazante para ambos.

Reconocer el hecho de que una pareja puede ser a la vez protección y gastador(a). Se debe entender y aprender de las tendencias del otro.

No ocultar los ingresos o las deudas. Presenta documentos financieros, estados de cuenta recientes, comprobantes de pago e inversiones.

No te culpes.

Elaboren un presupuesto común que incluya ahorros.

Decidan quién de los dos será responsable de pagar las cuentas mensuales.

Permite que cada uno tenga independencia estableciendo una cantidad de dinero que pueda gastar a su discreción.

Decidir las metas a corto y largo plazo. Está muy bien tener metas individuales, pero también debes tener metas familiares.

Habla sobre el cuidado de tus padres cuando envejezcan y como planear sus necesidades financieras si es necesario.

Problema de pareja: Peleas acerca de las tareas domesticas

En las parejas de hoy ambos integrantes suelen trabajar fuera de casa e incluso pueden tener más de un trabajo, por lo que es muy importante dividir de forma equitativa las labores domésticas.

Como resolver el problema:

Leer también >>  Las ventajas de fingir un orgasmo

Deben ser organizados y claros acerca de tus actividades respectivas en el hogar. Escriban todas la tareas en una lista y pónganse de acuerdo en quien hará tal cosa. Asegúrense de que las tareas son equitativas para no cultivar resentimientos.

Tener una mente abierta a otras soluciones. Si ambos odian el trabajo doméstico pueden contratar un servicio de limpieza. Si a uno le gusta el otro puede encargarse de lavar la ropa y del jardín.

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú