A veces el amor no es suficiente para mantener a una pareja unida.

A menudo se presentan problemas en el matrimonio que pueden llevar a una ruptura. Cuando se pregunta si el tema fue tratado antes de casarse, generalmente la respuesta es “no”.

No cometas el mismo error. No te cases sin conocer los sentimientos de tu cónyuge con respecto a estos temas que pueden matar un matrimonio.

1. ¿Quieres tener hijos?

Si tú y tú pareja no están de acuerdo acerca de tener o no hijos, tu relación está enviando una gran advertencia.

Pensar que podrás tratar este tema más tarde en tu matrimonio es un error.

Tomar la decisión de tener un bebé cuando uno de los padres no quiere tener hijos no es justo para el niño o para el matrimonio.

2. ¿Podemos hablar de dinero?

La mecánica de como ambos manejaran sus finanzas no es el tema. Muchas parejas en matrimonios exitosos tienen cuentas separadas y muchas tienen una sola cuenta común.

El tema es si los dos pueden hablar de forma calmada y practica acerca de dinero.

Si como el dinero se gasta, se ahorra o no se gasta es un problema antes del matrimonio, será un mayor problema después de la boda.

Si tu futuro esposo no quiere hablar de dinero o no piensa que hacerlo es importante, pospón la boda hasta que el problema sea resuelto.

3. ¿Podemos hablar de sexualidad?

No hay manera de predecir el futuro cuando se trata de la libido de una persona.

Sin embargo, si ambos tienen problemas sexuales, no deberían casarse hasta que los problemas se resuelvan.

También podría interesarte  Impotencia O Disfuncion Erectil

Las diferencias en cuanto a la frecuencia, deseo, preferencias, fantasías, expectativas, etc. los separara. Si tú y tu pareja no pueden hablar de este tema o si tu futuro esposo no ve un problema real o no quiere hablarlo contigo, cancela la boda.

Problemas de pareja matrimonio

4. ¿Cuánto tiempo pasaremos con nuestros suegros?

Pueden ser personas maravillosas que los amen a ambos, pero a los suegros no se les debería permitir interferir en tu relación.

Si alguno de los dos no establecerá limites cuando se trate de visitas, llamadas, finanzas, hijos, etc. el problema con los suegros solo va a empeorar.

5. ¿Vas a limpiar el baño?

Si la respuesta es “no” o “¿por qué habría de hacerlo? o “¿no es ese tu trabajo?”, tienes varias opciones:

Puedes contratar a alguien para llevar a cabo las tareas que ninguno de los dos quiere hacer.
Puedes aceptar que tú estarás haciendo el 90% de las tareas de la casa.
Puedes discutir las importancias de compartir las tareas domésticas.

Loading...

Si ninguna de estas opciones funciona, suspende la boda. Este es otro de esos problemas que no mejoraran de repente cuando firmes la licencia de matrimonio.

6. ¿Cómo quieres pasar los días de descanso?

La respuesta a esta pregunta revelara muchas cosas.

Como le gusta pasar el tiempo libre a tu esposo.
El valor que tu futuro esposo asigna a divertirse juntos.
Si es que estas antes que su trabajo.

Balancear el trabajo, la diversión, el tiempo con la familia y el tiempo personal no es fácil.

Sin hablar del aspecto del tiempo en su vida junta, puedes que te encuentres quejándote porque tu esposo está pasando lo que consideras demasiado tiempo con sus amigos y familia extendida, o en sus hobbies, deportes, computadora, etc.

También podría interesarte  Frigidez y anorgasmia

Vivir junta una vida balanceada creara el tiempo que ambos necesiten, individual o juntos, para vacaciones, tranquilidad y diversión.

7. ¿Con que frecuencia bebes?

La respuesta a esta pregunta o a las preguntas acerca de si es fumador o utiliza drogas, revelara si es que tu futuro esposo tiene un problema potencial de adicción que podría terminar poniendo en peligro no solo tu matrimonio, sino que también en riesgo legal y financiero.

8. ¿Alguna vez has golpeado a alguien?

Si tu futuro esposo tiene problemas de manejo de la ira o intenta controlar a quienes ves o que hace, o te hace sentir que caminas sobre cascaras de huevo, cancela la boda.

Estos son signos una personalidad potencialmente abusiva. No piense que podrás “salvarlo” a ella o el. Este es un problema que necesita de ayuda profesional.

9. ¿Crees que es importante ser fiel el uno al otro?

El matrimonio abierto funciona para algunas parejas, pero la mayoría quiere y prefiere una relación monógama. Si tu futuro esposo o tu tienen opiniones distintas acerca de lo que es ser infiel, no te cases hasta que el problema haya sido discutido.

10. ¿Qué crees que estarás haciendo en 30 o 40 años?

Si tu futuro esposo no puede o no quiere responder estas preguntas, entonces ambos necesitas conversar acerca de las expectativas de matrimonio de largo plazo.

¿Por qué casarse con alguien que no cree que tu matrimonio vaya a durar?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *