¿Estas gastando tu tiempo?

A pesar de los hechos, muchas personas siguen pensando que pueden llegar a tener un abdomen plano haciendo ejercicios abdominales. Piensan, que si no están alcanzando su meta, están haciendo algo mal. La verdad es, lograr el six pack es difícil y, si aún no ves los tuyos, quizás el problema no es lo que estás haciendo.

El mito de los músculos abdominales planos

Si has estado haciendo ejercicios abdominales toda tu vida y te preguntas porque tú estomago no está plano, seguro que está convencida del mayor mito acerca de la pérdida de peso: Que puedes hacer unos ejercicios para cierta parte del cuerpo y eliminar la grasa de esa zona.

No es de extrañar que este mito sea tan popular. Lee cualquier revista de fitness y encontraras muchos titulares que alimentan esa creencia. Por ejemplo, una revista público un artículo con el siguiente título: “Elimina la grasa de la cintura – Tonifica, aprieta y quita en solo 7 movimientos”. ¿7 Movimientos para tener abdomen plano? ¿Quién no querría eso? Pero es ese tipo de titulares lo que nos mantiene atrapados en lo mismo durante meses o años, intentando lo mismo una y otra vez pensando que en el algún momento lo haremos bien.

La verdad es, lograr el six pack es algo difícil.

Si has estado haciendo ejercicios abdominales toda tu vida y te preguntas porque tú estomago no está plano, seguro que está convencida del mayor mito acerca de la pérdida de peso: Que puedes hacer unos ejercicios para cierta parte del cuerpo y eliminar la grasa de esa zona.

También podría interesarte  ¿Frustrada por no tener una figura perfecta? Contrata un entrenador personal

No es de extrañar que este mito sea tan popular. Lee cualquier revista de fitness y encontraras muchos titulares que alimentan esa creencia. Por ejemplo, una revista público un artículo con el siguiente título: “Elimina la grasa de la cintura – Tonifica, aprieta y quita en solo 7 movimientos”. ¿7 Movimientos para tener abdomen plano? ¿Quién no querría eso? Pero es ese tipo de titulares lo que nos mantiene atrapados en lo mismo durante meses o años, intentando lo mismo una y otra vez pensando que en el algún momento lo haremos bien.

La verdad es, lograr el six pack es algo difícil.

Loading...

Lo que realmente necesitas para lograr un abdomen plano

A pesar de lo que crees, los ejercicios abdominales no son lo más importante que debes hacer para lograr esos músculos marcados en el abdomen. De hecho, requiere trabajo duro, compromiso y algo sobre lo que no tienes control: genes cooperativos.

La única manera de lograr un abdomen plano es deshacerse de la grasa, para lo que necesitas:

  1. Ejercicio cardiovascular regular
  2. Entrenamiento con pesas para todo el cuerpo
  3. Una dieta saludable y baja en calorías

Debes contemplar las tres cosas, en especial la dieta, de manera consistente para apenas acercarte a los abdominales planos. Y, otra cosa importante: Si has perdido grasa corporal y aun no ves tus músculos, no te sorprendas demasiado. Muchos de nosotros jamás los veremos, porque:

  • El nivel de grasa corporal necesario para tener abdomen plano es menor que lo que puedes sostener con tu estilo de vida actual.
  • El nivel de grasa corporal necesario es más bajo de lo que necesita tu cuerpo para funcionar correctamente
También podría interesarte  ¿Quieres ser delgada? Aprende los secretos de la gente que no sube de peso

Así que a pesar de que sigas un programa y dieta perfectos, el abdomen plano puede eludirte. ¿Significa eso que tienes que darte por vencida? No deberías dejar de hacer ejercicios, pero, quizás dejar de lado la idea del six pack es lo que necesitas para hacer tu vida mejor.

Ahora que conoces la verdad, la meta de tener abdomen plano puede:

  • Necesitar más ejercicio que él te permiten tus ocupaciones y más del que puedes manejar mentalmente.
  • Necesitar que cuides más tu dieta, más allá de lo que estés dispuesta o puedas pagar.
  • Requerir seguir de manera más estricta una dieta y ejercicios de lo que estas dispuesta o del tiempo que tienes.
  • No estar en tus cartas genéticas

Si ese es el caso, quizás es tiempo de dejar la meta. Puede sonar raro, pero quizás desechando esa meta puede realmente ser un alivio, permitiéndote enfocarte en lo que puedes cambiar.

Ahora es el momento de preguntarte:

  • ¿Realmente necesito abdominales marcados?
  • ¿Estoy dispuesta a trabajar tan duro como sea necesario para lograrlo?
  • Si trabajo así de duro, ¿estoy dispuesta a aceptar que puede que no ocurra, aun si hago todo bien?
  • Si logro tener abdominales marcados, ¿qué cambiara en mi vida? ¿Que harán mis músculos por mí?

¿Qué pasaría si dejo esa meta y me enfoco en otras?

Aceptar que tu cuerpo trabaja como un todo y no por partes y pedazos es el primer paso hacia la liberación de ese cuerpo ideal que nubla tu mente y aceptar el que tienes. Quizás es tiempo de dejar ir esa meta y darte cuenta de que no estas fallando por no alcanzarla.

También podría interesarte  Que es la abdominoplastia

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *