La mayoría de los dermatólogos creen que el acne está estrechamente vinculado a los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo. De hecho, se ha identificado a la testosterona como un factor desencadenante principal del desarrollo del acne. De acuerdo a la Academia Americana de Dermatología, la testosterona estimula la actividad de las glándulas sebáceas, creando una piel grasosa que es más propensa a los brotes de acne.

La testosterona y las glándulas sebáceas

Los andrógenos son hormonas que se liberan en las glándulas suprarrenales, ovarios y testículos. La testosterona es una hormona androgénica. Si bien se suele considerar como una hormona masculina, la verdad es que está presente en hombres y mujeres.

La testosterona trabaja con la enzima 5a reductasa para crear di-hidrotestorena, la que estimula las glándulas sebáceas causando un aumento de la producción de sebo llevando a una piel más grasa. A medida que los folículos se llenan con un exceso de sebo, se bloquean más fácilmente. El bloqueo de los folículos crea un comedón o un brote de acne.

El acne en la adolescencia y la testosterona

Hay un gran aumento de hormonas andrógenos durante la pubertad, por lo que el acne aparece abruptamente durante la adolescencia. La testosterona está presente en hombres y mujeres, pero se encuentra en niveles superiores en el cuerpo masculino. Esto puede explicar por qué, mientras que el acne ataca a hombres y mujeres jóvenes de manera similar, los hombres tienden a sufrirlo de manera más severa que sus contrapartes femeninas.

El impacto hormonal del acne en los adultos

La testosterona también impacta en el acne en los adultos, especialmente en las mujeres jóvenes. Cuando el cuerpo femenino carece de estrógeno (típicamente conocido como una hormona sexual femenina) a menudo hay un aumento de la producción de testosterona.

También podría interesarte  Como eliminar el acne de la espalda

Este acusada disminución de estrógenos y aumento de testosterona es más a menudo observado durante la ovulación y menstruación, embarazo, peri menopausia y menopausia y puede ser también causado por ciertas píldoras anticonceptivas. Es durante esos periodos de la vida que las mujeres son más propensas a desarrollar o empeorar sus brotes de acne.

Ciertas condiciones, como el ovario poliquistico, puede estimular la producción de testosterona, causando un aumento de los brotes de acne. Los medicamentos que incluyen esteroides y ciertos medicamentos para el control de la natalidad también pueden interferir con la producción hormonal.

Loading...

acne hormonas anticonceptivos

¿Existe el acne pre-menstrual?

Parece ocurrir de manera mensual, como reloj. Cuando parece que tu piel se está aclarando de pronto vuelven los brotes de acne, cerca del momento en que ocurre la menstruación. La vasta mayoría de las mujeres que sufren de acne creen que el ciclo menstrual impacta de manera directa su acne. El acne premenstrual, es un empeoramiento del acne que ocurre cada mes coincidiendo con el ciclo menstrual. Pero, ¿se trata de un fenómeno real?

El Dr. Alan Shalita, co-autor de uno de los estudios más grandes acerca del efecto del ciclo menstrual en el acne cree que sí. Declara “El acne se ha asociado a menudo con las hormonas y el ciclo mensual femenino. Este estudio confirma que las mujeres, realmente tienen un brote de acne premenstrual.

El estudio del Dr. Shalita incluyo 400 pacientes femeninos entre los doce y los cincuenta y dos años. El 44 por ciento reporto brotes de acne premenstrual. Curiosamente, las mujeres mayores de 33 años tienden a sufrir brotes cerca de sus periodos más a menudo que las mujeres más jóvenes. La etnia no pareció ser un factor en el desarrollo del acne.

También podría interesarte  Tratamientos para eliminar las cicatrices del acne

Y parece que el ciclo premenstrual impacta no solo a los comedones en la piel, sino que la cantidad de inflamación también. Entre los días 22 y 28 del ciclo mensual, la inflamación del acne puede aumentar en un 25%, con las lesiones de comedones aumentando más del 20 por ciento en comparación a los días uno a siete del ciclo. Se sugiere que el tamaño del ducto sebáceo disminuye entre los días 22 a 28, sin embargo, para verificar esto se necesita más información.

El acne premenstrual es un hecho real, con algunos estudios reportando que afecta al 78 por ciento de las mujeres adultas que sufren de acne. Las mujeres parecen no superar el acne premenstrual, y generalmente no disminuye por sí solo. Pero el acne premenstrual no necesariamente es algo que debas sufrir. Existen tratamientos que pueden ayudarte a controlar los brotes mensuales, presumiblemente porque ayudan a regular las fluctuaciones hormonales. Así que en vez de odiar tu piel cada mes acude a tu médico.

Categorías: Acne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *