El fondo de maquillaje es uno de los productos que más ha evolucionado hasta convertirse casi en un tratamiento, ya que incorpora sustancias tratantes como las de cualquier crema de belleza. Sin embargo se sigue recomendando aplicar una hidratante como base para que la piel esté bien protegida.

Llevar maquillaje a diario no es lo más indicado porque no deja que los poros respiren con facilidad aunque a su vez protege de factores externos como la contaminación. Resulta el aliado perfecto para difuminar ojeras, señales, manchas, poros muy abiertos o cualquier otra imperfección como la tendencia amarillenta o grisácea de la piel.

Aplicación

Siempre en pequeñas cantidades, mediante golpecitos con los dedos, para conseguir un efecto luminoso.

Se puede aplicar en toda la cara si la piel tiene mal aspecto, en una zona para disimular las imperfecciones (manchas, cicatrices, ojeras, granos) o simplemente para atraer la luz (alrededor de los ojos, en el contorno de los labios, en la frente, los pómulos o la barbilla)

Para zonas delicadas como el contorno de ojos, se usa la yema del dedo anular ya que es la que menos se utiliza y por tanto es la más suave.

Para que la base de maquillaje quede impecable, se puede aplicar debajo base correctora.

Loading...

Esto se hace en momentos puntuales cuando se necesita un acabado de gran precisión. Las hay de distintos colores en función del defecto que corrigen. La más famosa es la verde para los granitos.

Blanco: forma un fondo homogéneo muy puro que da a la piel una transparencia diáfana y un efecto suave unificado.

También podría interesarte  Como aplicar maquillaje en 10 faciles pasos

Rosa: Rejuvenece, unifica e ilumina de forma natural y refresca los cutis apagados. Es muy recomendable para las pieles mates, átonas o aceitunadas, a las que proporciona resplandor.

Verde: esconde las imperfecciones y las cicatrices y es perfecta para disimular rojeces y cuperosis.

Malva: atrapa la luz, refresca los tonos aceitunados o las pieles cansadas. Indicadas para cutis congestionados o rubias con piel clara.

Azul: muy favorecedor por la noche sobre pieles mates u oscuras, ya que iguala el grano de la piel e ilumina el tono.

 

Categorías: Maquillaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *