Según la Organización Mundial De La Salud (OMS) el 80% de las enfermedades proviene de una mala alimentación. El higienismo es un sistema de vida que corrige este mal hábito, para curar o prevenir enfermedades. Aquí van algunos concejos de esta corriente alimentaria que podemos aplicar a nuestra vida.

Higienismo

Es una corriente nutricional que busca limpiar el organismo. Lo que trae salud y buena calidad de vida es una nutrición sana y una correcta combinación de alimentos, lo que previene enfermedades y activa mecanismos de autosanacion del cuerpo. Tal vez no nos transformemos nunca en higienistas, pero si podemos incluir varios de sus hábitos para mejorar nuestra calidad de vida.

El peso de la piña

Es fundamental. Rica en fibras y vitamina C, contiene bromelina, enzima que ayuda a purificar el tubo digestivo y normalizar la flora intestinal, lo que previene el estreñimiento. Es una fruta diurética, que se utiliza para desintoxicar y limpiar el organismo. El higienismo aconseja no comer la fruta acompañada de alimentos más pesados, para maximizar la digestión. Lo mejor es tomarla en jugo y cruda, para que no pierda sus propiedades. Y en ayunas.

Higienismo: el peso de la manzanaEl peso de la manzana

Loading...

Los higienistas no comen postre, a menos que se trate de una manzana. Además, esta fruta es la única que se puede mezclar con verduras. Es un antiácido natural, por lo que ayuda en la digestión. Además, contiene potasio, calcio, magnesio, sodio, ácido fosfórico y ácido sulfúrico. Es un excelente antioxidante y limpia y purifica la sangre. Debe comerse cruda y preferentemente con cascar, para aprovechar todas sus cualidades.

También podría interesarte  Remedios, pastillas y tratamientos para adelgazar

El peso de las verduras verdes

Es bueno comerlas antes de las comidas cocidas. Según los higienistas, las preparaciones cocidas bajan las defensas y estas verduras contrarrestan este efecto, pues son ricas en fotoquímicos, unas sustancias que actúan como antioxidantes y previenen la aparición de enfermedades. Entregan una alta protección contra las toxinas que nos rodean diariamente y nos llenan de hierro, calcio y fibra.

Pequeño gran dato

Las prácticas que propone el higienismo limpian las tuberías de nuestro organismo, para evitar que el cuerpo reaccione como una bomba de tiempo que tarde o temprano explota. Una buena manera de limpiar el cuerpo, desintoxicarlo y comenzar bien el día es en ayunas y como reemplazo del desayuno, los días en los que queramos purificarnos, tragar un diente de ajo con cinco cucharadas de agua destilada. Luego, ingerir dos cucharadas de vinagre de manzana (del verdadero) y, por último, comer una cucharada de miel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *