Cuando sientas que el ritmo de tu vida empieza a salirse de control: para por completo, cierra los ojos y respira lenta y profundamente varias veces.

El estrés excesivo se asocia con numerosos trastornos, desde arrugas hasta asma y cáncer, e incluso puede acelerar la pérdida de memoria en la vejez.

El alivio del estrés, no sólo preserva la salud mental, sino que puede salvarnos la vida.


Técnicas para detenerlo antes de perder el control

No hacer nada: Siéntate tranquilamente sin hacer nada 5 o 10 minutos. Concéntrate en los sonidos del entorno, en tus emociones y en una imagen que te agrade.

Reír con ganas: Recordar algo divertido, como una historieta, un chiste o un momento.

Escuchar música: A la hora de realizar una tarea difícil o pesada, escucha música suave; por ejemplo, clásica o jazz.

Recordar alegrías: Concéntrate en alguien o algo que signifique mucho para ti, también funciona una frase que inspire algo positivo.

Loading...

Dar un paseo: Salir 10 minutos a la calle a caminar despeja y ayuda a calmarse.

Respirar despacio: Respirar varias veces en forma profunda obliga a ensanchar los hombros y a aflojar los músculos tensos.

Beneficios de escuchar y cuidar el cuerpo:

  • Sensación de paz e integridad física y espiritual.
  • Profunda relajación.
  • Vitalidad.
  • Incremento de la energía.
  • Descanso.
  • Alivio del estrés y la ansiedad.

 

También podría interesarte  Como dejar de sentirte cansada o fatigada todo el tiempo
Categorías: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *