Descubre la diferencia entre la piel grasa, normal o seca.

Hay 5 tipos básicos de piel: grasa, normal, sensible, seca y dañada por el sol. Tu tipo de piel es determinado por la cantidad de grasa que produce. Los genes, la dieta, el nivel de estrés, las fluctuaciones hormonales, la medicación e incluso tu régimen de cuidado de la piel determinan la cantidad de grasa que tu piel produce.

Rona Berg sugiere que te hagas la prueba de la piel para descubrir el tipo que tienes. Para hacerlo, lava tu rostro, sécalo, toma unas hojas de papel de arroz o de papel para limpiar lentes y presiona en distintos puntos de tu cara. Si tu piel es grasa, el papel se pegara y quedara con manchas de grasa volviéndose transparente. Si el papel no se pega o no se mancha, tu piel es seca. Si se pega en la zona de la T (frente, nariz y mentón) tienes una piel normal o combinada. La mayoría de las mujeres tiene esta combinación.

Estos son los 5 tipos de piel

Piel grasa

La piel grasa es brillante, especialmente en la zona de la T (desde la frente, pasando por la nariz hasta el mentón). Puede que tengas grandes poros y que seas susceptible de tener puntos negros y espinillas por la sobreproducción de las glándulas sebáceas. Lo bueno de la piel grasa es que envejece mejor que la piel seca porque la grasa mantiene la piel tersa haciendo que se formen menos arrugas. Muchas mujeres jóvenes tienen piel grasa pero a medida que envejecen, su piel puede volverse más seca, especialmente después de los 35 años.

También podría interesarte  Como deshacerse de las arrugas y lineas de expresion y evitar que aparezcan

Para cuidar de tu piel, lávala con un limpiador formulado para piel grasa antes de ir a la cama. Exfolia dos veces a la semana con un exfoliante suave y usa humectantes no grasos. Si sufres de espinillas, un astringente puede ayudar. Cuando se trata de rubor y bronceadores, las mezclas en polvo funcionan mejor que las liquidas.

Piel normal o combinada

La mayoría de las mujeres, algunos expertos dicen que hasta el 70 por ciento, tienen una combinación de tipos, o piel  normal. La piel combinada significa que tienes una zona T más o menos grasa y mejillas más secas, con otras zonas secas en varias partes. También puede que tengas poros abiertos en tus mejillas y posiblemente en tu frente. Este tipo de piel tiene poros medianos, una textura suave, buena circulación y un color saludable.

Loading...

Para cuidar tu piel, puede que necesites tratar tu zona T de manera distinta a las zonas secas. Si tu zona T tiende a ser grasa, prueba con un astringente en esas áreas solo después de haber lavado tu rostro. Asegúrate de exfoliar dos veces a la semana para quitar las células muertas y usa un humectante facial en las zonas secas.

piel-seca.jpg

Piel seca

Después de los 35 años la piel se vuelve mucho más seca. La fluctuación de la piel puede deberse a las hormonas. La piel seca se siente tirante, especialmente después de limpiarla. Tienes una tendencia a desarrollar arrugas finas y manchas rojas.

La piel seca requiere de un cuidado especial. Quizás debas exfoliar semanalmente y usar humectante antes de la base. Lleva agua en spray cuando viajes a zonas menos húmedas y tenla siempre en tu lugar de trabajo para aplicar durante el invierno. Si vives en un lugar frio, podrías usar un humidificador en tu lugar de trabajo y dormitorio para evitar que la piel se seque.

También podría interesarte  Cómo elegir el color de los labios

Piel sensible

La piel sensible tiende a ser delgada y delicada con poros finos. Si el sol y ciertos productos cosméticos te irritan fácilmente y si eres propensa a que se vuelva roja, tienes piel sensible.

Encontrar los limpiadores y humectantes adecuados para tu tipo de piel puede ser un poco difícil. La buena noticia es que muchas compañías han desarrollado productos especialmente formulados para la piel sensible. Busca productos suaves sin esencias.

Piel envejecida o dañada por el sol

Este tipo de piel también se siente tirante y con arrugas visibles, especialmente alrededor de las mejillas y la mandíbula, con una textura como de cuero y con capilares rotos.

Para cuidar la piel dañada por el sol, deberías considerar usar humectantes y cremas para rellenar las arrugas. El Retinol-A hace maravillas en la piel y puede llegar a suavizar algunas arrugas finas. Y si realmente te molestan las líneas más profundas, puedes usar Botox o rellenos inyectables.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *