Puedes limpiar tu cara de la mejor manera con artículos que tienes en la cocina. Usando solo dos ingredientes, podrás tener una piel perfectamente balanceada en solo cuatro semanas, y piel que se auto-limpia en solo ocho semanas. Sigue leyendo para saber cómo hacerlo.

¿Sabías que la piel se limpia a si misma?

Nuestra piel cuenta de manera natural con grasas que la protegen. Como el órgano que es, nuestra piel se limpia a sí misma y los aceites que produce nuestro cuerpo a través de los poros son para mantener el rostro limpio. Pero nuestras dietas actuales y productos de limpieza pueden no dar a nuestro mayor órgano la oportunidad de hacer su trabajo. Pensamos que lo sabemos todo, así que la bombardeamos con cosas que tapan los poros: comidas grasosas, alimentos procesados, la contaminación ambiental, limpiadores faciales y humectantes llenos de químicos sintéticos. Lo que realmente quiere nuestra piel es estar limpia, poder respirar y poder hacer su trabajo.

Los limpiadores faciales en el mercado son grandiosos. De hecho, algunos te sorprenden durante la primera semana de uso. Luego de cuatro semanas, sin embargo, tu piel puede reaccionar. Se puede volver demasiado seca. Quizás las hormonas intervengan, quizás sea culpa del estrés, quizás la piel simplemente se aburre de los químicos. Pero cuando se reseca demasiado, nuestra piel produce grasa en exceso en un intento de balancearse. Y con eso, horror de horrores.

Para obtener un buen balance, usa ingredientes naturales y úsalos escasamente. Una vez que tu piel se desintoxique, confía en que haga lo que millones de años de evolución la han preparado para hacer. Que se limpie a sí misma.

Como hacerlo: Bicarbonato de sodio y aceite de coco orgánico extra virgen

Los ingredientes principales son bicarbonato de sodio y aceite de coco. Sigue este proceso durante cuatro semanas:

Limpieza con bicarbonato de sodio

Usando tu limpiador facial de siempre, mezcla en tus manos media o una cucharada de bicarbonato y aplica en el rostro. Si sientes que es demasiado o no estas segura del método, comienza con un cuarto de cucharada. Puede que eso sea todo lo que necesitas. Frota suavemente. Si lo haces con demasiada fuerza, tu piel lo odiara y producirá mas aceite de inmediato.

También podría interesarte  Decoración de uñas de porcelana

El bicarbonato de sodio es un abrasivo suave y natural que exfoliara suavemente tu piel y absorberá el exceso de grasa, olores y contaminantes.

No lo hagas más de tres veces por semana con un día de descanso de por medio. Si quieres usar tu limpiador normal los otros días, está bien pero no es recomendable. Tu piel podría usar ese tiempo para descansar y descubrir que es lo que realmente quiere.

A medida que los días y las semanas pasa, disminuye la cantidad de limpiador facial que mezclas, manteniendo la cantidad de bicarbonato hasta que solo uses bicarbonato. Eventualmente no necesitaras el bicarbonato.

Si quieres acelerar el proceso de desintoxicación, usa solo bicarbonato con agua, creando una pasta y frotando suavemente la piel del rostro.

Humecta la piel

El mayor error de la industria de limpiadores faciales es no proporcionar al público correctamente acerca de las necesidades de humectación de la piel. A menudo aseguran que el único humectante que tu piel necesita es agua, lo que es parcialmente correcto. Necesitas agua y tu piel te amara si bebes al menos dos litros al día. Pero tu piel también necesita aceite, es lo que la hace suave y la protege del sol, los contaminantes y las arrugas.piel-grasa.jpg

¿Sabías que la piel se limpia a si misma?

Nuestra piel cuenta de manera natural con grasas que la protegen. Como el órgano que es, nuestra piel se limpia a sí misma y los aceites que produce nuestro cuerpo a través de los poros son para mantener el rostro limpio. Pero nuestras dietas actuales y productos de limpieza pueden no dar a nuestro mayor órgano la oportunidad de hacer su trabajo. Pensamos que lo sabemos todo, así que la bombardeamos con cosas que tapan los poros: comidas grasosas, alimentos procesados, la contaminación ambiental, limpiadores faciales y humectantes llenos de químicos sintéticos. Lo que realmente quiere nuestra piel es estar limpia, poder respirar y poder hacer su trabajo.

También podría interesarte  Como tratar el acne en los adultos
Loading...

Los limpiadores faciales en el mercado son grandiosos. De hecho, algunos te sorprenden durante la primera semana de uso. Luego de cuatro semanas, sin embargo, tu piel puede reaccionar. Se puede volver demasiado seca. Quizás las hormonas intervengan, quizás sea culpa del estrés, quizás la piel simplemente se aburre de los químicos. Pero cuando se reseca demasiado, nuestra piel produce grasa en exceso en un intento de balancearse. Y con eso, horror de horrores.

Para obtener un buen balance, usa ingredientes naturales y úsalos escasamente. Una vez que tu piel se desintoxique, confía en que haga lo que millones de años de evolución la han preparado para hacer. Que se limpie a sí misma.

Como hacerlo: Bicarbonato de sodio y aceite de coco orgánico extra virgen

Los ingredientes principales son bicarbonato de sodio y aceite de coco. Sigue este proceso durante cuatro semanas:

Limpieza con bicarbonato de sodio

Usando tu limpiador facial de siempre, mezcla en tus manos media o una cucharada de bicarbonato y aplica en el rostro. Si sientes que es demasiado o no estas segura del método, comienza con un cuarto de cucharada. Puede que eso sea todo lo que necesitas. Frota suavemente. Si lo haces con demasiada fuerza, tu piel lo odiara y producirá mas aceite de inmediato.

El bicarbonato de sodio es un abrasivo suave y natural que exfoliara suavemente tu piel y absorberá el exceso de grasa, olores y contaminantes.

No lo hagas más de tres veces por semana con un día de descanso de por medio. Si quieres usar tu limpiador normal los otros días, está bien pero no es recomendable. Tu piel podría usar ese tiempo para descansar y descubrir que es lo que realmente quiere.

A medida que los días y las semanas pasa, disminuye la cantidad de limpiador facial que mezclas, manteniendo la cantidad de bicarbonato hasta que solo uses bicarbonato. Eventualmente no necesitaras el bicarbonato.

Si quieres acelerar el proceso de desintoxicación, usa solo bicarbonato con agua, creando una pasta y frotando suavemente la piel del rostro.

Humecta la piel

El mayor error de la industria de limpiadores faciales es no proporcionar al público correctamente acerca de las necesidades de humectación de la piel. A menudo aseguran que el único humectante que tu piel necesita es agua, lo que es parcialmente correcto. Necesitas agua y tu piel te amara si bebes al menos dos litros al día. Pero tu piel también necesita aceite, es lo que la hace suave y la protege del sol, los contaminantes y las arrugas.

También podría interesarte  Uñas decoradas para boda

La piel grasa puede ser un problema, pero tu piel es grasa porque las estas resecando en exceso.

Luego de aplicar el bicarbonato, tu piel se sentirá limpia y rosada. Pero también estará seca y reaccionara creando más aceite. Tan pronto como salgas de la ducha y no te hayas secado el rostro, huméctalo con unas gotitas de aceite de coco.

El aceite de coco extra virgen es muy liviano, antimicrobiano y lleno de vitamina E y omega 3. Estas propiedades excepcionales lo hacer un sustituto perfecto para las grasas naturales de la piel. Tu cuerpo lo absorbe bien, lo procesa y permite que los poros respiren.

No seas tacaña con el aceite coco. Asegúrate de aplicarlo a las áreas que son menos grasas que lo normal y masajear bien. El masaje se siente bien y el aceite de coco huele muy bien.

¿Y luego?

Después de unas cuatro semanas o antes, te darás cuenta de que no necesitas un limpiador. Una toalla húmeda y agua será todo lo que necesitas para limpiar tu cara. El humectante de coco puede seguir siendo una parte de tu rutina hasta que las grasas de tu rostro estén completamente balanceadas.

Más tips

Bebe siempre suficiente agua. Hace más que solo hidratar la piel. También te ayuda a adelgazar, te da energía y hace que tus labios se vean suaves y hermosos.

¿Haces algo similar? ¿Has usado otros aceites? Comencé con el aceite de oliva, pero el olor era demasiado fuerte. Algunas personas prefieren el aceite de jojoba. Comparte tus métodos y más que nada, tus resultados. Deja un comentario o una foto del antes o después.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *