Las cirugías plásticas han aumentado en el mundo. La gente quiere verse mejor y recurre desde procedimientos cosmetológicos hasta intervenciones más complejas para cumplir sus expectativas de belleza. La lipoaspiración, las prótesis mamarias y la cirugía de párpados son las intervenciones más frecuentes.

La lipoaspiración es un procedimiento fantástico: permite retirar grasa, colocarla en otro sitio y modelar zonas irregulares, tanto en procedimientos de tipo estético como reparador. Y con excelentes resultados cuando la realizan manos calificadas. No tiene mayor importancia si es con láser, ultrasonido o si es con cánulas tradicionales.Lo importante es que sea bien hecha y que sus resultados sean óptimos, seguros y duraderos. Las prótesis mamarias han mejorado mucho en su calidad. Los fabricantes se han esmerado en certificarlas luego de la moratoria que hubo en Estados Unidos hace algunos años. Debe elegirse bien la vía para colocarla, la posición -sí es por delante o detrás del músculo pectoral-, el tamaño y forma. No todas las pacientes deben usar la misma prótesis; depende de su contextura, si está o no caída su mama, si ha tenido embarazos y lactancias y si no tiene patología, lo que se descarta con ecografías y/o mamografías. La gran complicación de las prótesis es el encapsulamiento, fenómeno normal debido a que el organismo aísla cualquier cuerpo extraño. Sin embargo, cuando se hace fibroso comprime la prótesis, subiéndola o deformándola. Esto cada vez ocurre con menor frecuencia gracias a la calidad de las prótesis y a la elección de la forma y el tamaño adecuados por parte del médico y la paciente. La cirugía de los párpados, arrugas y bolsas palpebrales es también muy solicitada. Es una intervención corta, habitualmente bajo anestesia local más una sedación para que el paciente esté tranquilo. Las técnicas actuales permiten hacerla de manera poco invasiva, con cicatrices poco visibles y muchas veces, en el caso de los párpados inferiores, por vía transconjuntival. Algo que no deja huellas y permite una recuperación rápida.

También podría interesarte  Mamoplastia de aumento
Loading...

La cirugía plástica, como cualquier cirugía, no está exenta de complicaciones; algunas de ellas derivan de la misma cirugía (sangramientos e infecciones) y otras de las condiciones de salud del paciente (Hipertensión arterial, diabetes, uso de algunos medicamentos).

Por lo mismo, es fundamental que el médico tratante haga una exhaustiva evaluación previa, que estudie los antecedentes que hagan al paciente más proclive a complicaciones y que le explique bien los detalles para así tomar juntos y con calma la decisión de qué hacer. Todo lo anterior garantiza una cirugía segura. Es crucial realizarse cualquier cirugía plástica con un médico especialista. Además, la intervención debe hacerse en una institución de salud seria, con los recursos suficientes para afrontar urgencias.

Es distinto operarse en un centro exclusivo de cirugía plástica que en un hospital o clínica que dispone de todas las condiciones de seguridad para solucionar los imprevistos y complicaciones derivados del procedimiento. El médico debe estar atento a la evolución de su paciente para así tratar a tiempo cualquier dificultad. Esto permite, en general, una excelente recuperación.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *