Beneficios de las dietas bajas en carbohidratos


Existen muchos beneficios potenciales derivados de las dietas bajas en carbohidratos. Algunos de ellos han sido intensamente estudiados, mientras otros han sido reportados por las personas que han reducido la ingesta de carbohidratos en sus dietas.

Por supuesto que no todas las personas obtienen los mismos beneficios. Aquellas que son más sensibles a los carbohidratos son las que probablemente recibirán mayor beneficio.

Efectos beneficiosos de llevar una dieta con pocos carbohidratos

Se han llevado a cabo muchos estudios, algunos que duraron décadas, que han mostrado resultados positivos como los siguientes:

dieta baja en carbohidratos– Baja de peso (Aun si las calorías no han sido restringidas de forma consciente)
– Mejora en los triglicéridos
– Reducción de la glucosa en la sangre para los diabéticos y los pre-diabéticos
– Aumento del colesterol HDL o “colesterol bueno”
– Mejora en la sensibilidad a la insulina
– Disminución de la presión sanguinea
– Reducción de los niveles de insulina
– Comparado a dietas altas en carbohidratos y cuando se combinan con ejercicios hay menos pérdida de masa muscular.
– Las dietas cetogénicas (un tipo de dieta baja en carbohidratos) se usan para tratar trastornos compulsivos.

Loading...

Efectos reportados comúnmente

Estos son algunos de los beneficios más comúnmente reportados en foros, grupos de apoyo y encuestas. Los dos primeros son los más reportados y aparecen generalmente al final de la primera semana, aunque a veces puede tomar otra semana o dos. Los resultados son obviamente variables entre individuos.

  • Aumento de la energía
  • Disminución del antojo de comer azúcar
  • Mejora en el nivel de concentración
  • Mejora del ánimo. Emociones más estables.
  • El apetito emocional o el comer de forma compulsiva desaparecen
  • Mejora en la higiene dental, menos placa y encías más saludables
También podría interesarte  El Peso De La Alimentacion: Higienismo

Efectos beneficiosos menos reportados

Estos efectos son más variables, dependiendo de los síntomas que la persona siente. Se debe tener claro que una dieta baja en carbohidratos no se puede considerar como una cura para estas condiciones.

  • Mejora en el dolor muscular o de las articulaciones
  • Menos dolores de cabeza
  • Mejora del síndrome premenstrual
  • Disminución de molestias gastrointestinales como el ardor de estomago
  • Mejora en la apariencia de la piel


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *