Evita el fracaso antes que se presente, a muchos nos ocurre que si pudiésemos convencernos de que hay suficiente tiempo en el día para hacer ejercicio, podríamos estar en buen camino hacia un gran programa de ejercicios. A otros les pasa que logran comenzar mas rápidamente pierden impulso y se dan por vencido. Para asistirte a comenzar a hacer ejercicios y no dejar de hacerlos, estos son ciertos tips:

1. Deshazte del traje de baño que usabas en la escuela

Y también de los recuerdos. Es normal tener una imagen mental de ti mismo de la última vez que te ejercitaste. Pero si esa imagen es de la escuela, podrías estar en problemas. Aun si es del año pasado, olvídalo. Recuerda tan poco como puedas la forma en que te veías. Desde hoy, comienza a crear nuevos recuerdos.

2. Prepara tus ejercicios

Ya sabemos  que no tienes tiempo así que crea una cita para cada día. Si generalmente no cancelas una cita, ¿Por qué habrías de cancelar una contigo mismo?

3. Comienza a ejercitarte despacio

Has mucho menos de lo que eres capaz de hacer. Comienza caminando durante 20 minutos si estas volviendo a hacer ejercicio. Puede que sientas que no es suficiente pero es un buen comienzo y evitara que te lastimes.

4. Involucra a la familia

Corre con tu hija andando en bicicleta a tu lado. Ve a una pista local y deja que los niños jueguen sus juegos. Corre con tu pareja. Apúntate a una maratón corta. Camina con tus hijos. Celebra con algo especial al terminar cualquier actividad.

5. Involucra a tus amigos

Cuatro razones: Motivación, inspiración, determinación, conversación. Rodéate de amigos que piensen positivo.

También podría interesarte  7 Pasos para el éxito haciendo ejercicio para perder peso

6. Pon el dolor en perspectiva

Cuando el camino se vuelve difícil, recuerda todos los viajes con tus hijos que has hecho, las cargas de ropa sucia, los juegos de pelota, las cenas y las vacaciones familiares. ¿Cuál es el problema?

Loading...

7. Permítete ir más lento

Tú conduces tu vida. Por primera vez estas en control.

8. Apúntate a una carrera

Es una meta por la que luchar y añade un poco de significado a tu ejercicio de cada día.

9. Corre o camina en público

Siéntete orgulloso de tu logro. Ve a todos los sitios y se una inspiración para los demás.

10. Solo llega al lugar en el que te ejercitas

Ve al gimnasio, las clases o el parque. Una vez que estés ahí será más difícil decir que no. El noventa por ciento de la vida se trata de solo llegar.

11. Vigila la alimentación

Sigue un patrón de comida saludable. Si limitas demasiado el consumo de calorías, no tendrás suficiente energía para ejercitarte y tu metabolismo se volverá más lento.

12. Comprende tu ciclo de energía

Todos tenemos picos de energía durante el día. O durante la semana. Intenta completar tu rutina de ejercicios cuando te sientas bien contigo mismo.

13. Regodéate en tu grandeza

Puedes ejercitarte para convertirte en un mejor o una mejor deportista o para ser una mejor madre o un mejor padre, doctor, maestro o un mejor amigo. O puedes hacer ejercicio simplemente para ser mejor. Siente orgulloso de tu logro.

14. Diviértete

¿Dónde está tu espíritu infantil? Cuando puedas hacer de los ejercicios un juego, sabrás que lo lograste.

También podría interesarte  ¿Frustrada por no tener una figura perfecta? Contrata un entrenador personal

No tires la toalla o dejes tu rutina de ejercicios. Después de todo, nunca es tan tarde para volver a ser la persona que un día fuiste.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *