La verdad honesta para mantener tu peso bajo control

Mito 1: No comas luego de las 8 PM

La teoría: Se queman las calorías que consumiste antes, mientras que las calorías consumidas tarde se quedan en tu cuerpo y se convierten en grasa.

La verdad: Las calorías no saben qué hora del día es. Tú cuerpo digiere y usa calorías de la misma manera en la mañana, tarde o noche. Puede permanecer un poco más de tiempo si comes y luego te recuestas en el sofá a ver televisión, pero cuando al día siguiente comienzas a moverte, tu cuerpo las utiliza.

El mejor tipo: Si comes un helado antes de ir a la cama, intenta consumir la mitad. Las calorías ahorradas podrías ser suficientes para perder unos kilos en un año. Si tienes hambre, como algo liviano, como un trozo de fruta o un poco de cereal con leche. Aquellas que comes por la noche tienden a comer de más, lo que lleva a subir de peso. Cuando tienes hambre tomas malas decisiones y comes lo que tengas a la mano. No pases más de cinco horas sin comer.

Mito 2: Comer porciones pequeñas y frecuentes acelera el metabolismo

La teoría: Si te mantienes añadiendo pequeñas porciones de comida al fuego (tu metabolismo), lo mantendrás funcionando y quemaras más calorías.

La verdad: La cantidad de alimento tiene un efecto insignificante en el metabolismo. Algunos alimentos, incluyendo la cafeína, pueden acelerar temporalmente el metabolismo, pero el efecto es muy pequeño como para ayudarte a bajar de peso. Lo que más afecta al metabolismo basal, la tasa a la que tu cuerpo quema calorías en reposo, es la composición corporal y el tamaño. Más músculos queman más calorías.

El mejor consejo: Crea musculatura. Una libra de tejido sin grasa quema alrededor de catorce calorías al día, mientras que una libre de grasa quema de dos a tres. Y mientras esa diferencia no parezca demasiada, con el tiempo se nota. Recuerda que cuando bajas de peso, parte de ese peso son músculos. Ese es el motivo por el que el entrenamiento de fuerza es importante si tu misión es bajar de peso. Intenta levantar pesas o asistiendo a Pilates o yoga dos o tres veces  a la semana.

 

Mito 3: La pasta te hace engordar

La teoría: Cuando comes carbohidratos, tu cuerpo los transforma en azucares, los que son almacenados como grasa.

También podría interesarte  14 Tips para comenzar a hacer ejercicios y no renunciar

La realidad: Los carbohidratos no te hacen engordar por sí mismos. Las calorías extra si lo hacen, ya sea que las comas como carbohidratos, grasas o proteínas. Además los carbohidratos incluyen vegetales, frutas y granos enteros, los que son importantes para una dieta saludable. El problema no es la pasta sino la cantidad. Las personas tienden a comer muchos carbohidratos, grasas y proteínas, pero en general son más carbohidratos.

El mejor consejo: La pasta en moderación está bien. Lo recomendable es entre 50 y 80 gramos por persona. Se debe pensar en la pasta como un ingrediente, no como la parte principal del plato. Usa vegetales salteados o asados y añade un poco de pasta. Si quieres proteínas añade pollo, frijoles o mariscos. Usa pasta y pan integral, que tienen más vitaminas y minerales que la pasta blanca, además te aportan fibra.

Mito 4: El café te ayuda a bajar de peso

La teoría: La cafeína actúa como supresor del apetito y como un acelerador del metabolismo.

La verdad: Aunque el café puede reducir el apetito temporalmente, beber unas cuantas tasas al día no te ayudara a bajar de peso. Además el exceso de cafeína puede llevarte a la ansiedad, insomnio y un aumento en la presión y ritmo cardiaco.

El mejor consejo: Disfruta de una o dos tazas de café o té al día si te gustan. Solo asegúrate de tener en cuenta las calorías del azúcar, crema o cacao que le agregas. Además la cafeína puede producir trastornos del sueño y dormir mal está relacionado al control del peso. Hay estudios que muestran que las personas que duermen menos producen más hormonas que estimulan el apetito y menos de las que lo inhiben.

Mito 5: La leche puede ayudarte a bajar de peso.

La verdad: La leche parece no tener efectos mágicos. Algunos estudios mostraron que quienes la consumen pierden más peso que los que no, mientras otros estudios no mostraron efectos, incluso otros mostraron un efecto entre el consumo de leche y consumir más calorías.

El mejor tipo: Consume productos lácteos, pero elige las versiones reducidas en grasa. Los lácteos tienen calcio, pero la cantidad necesaria aún está en debate. Si la leche no te agrada, puedes obtener calcio de otras fuentes como jugo de naranja, vegetales de hoja verde y ciertos pescados como el salmón.

Loading...

Mito 6: Seguir una dieta es la mejor manera de bajar de peso

La teoría: Cambiar temporalmente la alimentación es la manera más inteligente de bajar de peso.

También podría interesarte  Varices

La verdad: Bajas de peso en el corto plazo como resultado de comer menos calorías. Pero los cambios temporales no llevan a perdidas temporales. Una dieta no funcionara si la piensas como hacer algo distinto por un tiempo y luego dejarlo. La manera adecuada es elegir una forma adecuada de comer y seguirla por siempre.

EL mejor consejo: No hagas dieta porque quieres ponerte el traje de baño. En vez de eso cambia tu forma de comer. Encuentra un plan satisfactorio de alimentación con el que puedas vivir a largo plazo y asegúrate de que comes las cantidades adecuadas para bajar de peso. Luego, cuando hayas bajado de peso no vuelvas a comer como antes. Para mantener un peso menor, debes comer menos que antes. Hacer dieta no funciona si no haces algo más, como ejercicio. Uno de los aspectos más importantes si quieres mantener el peso es una alta dosis de actividad física.

Mito 7: Comer proteínas y carbohidratos en comidas distintas te ayudara a bajar de peso

La teoría: Las proteínas y los carbohidratos requieren distintas enzimas para su digestión. Si las comes de forma separada mejoras tu digestión y bajas de peso.

La verdad: El tracto digestivo puede manejar una gran variedad de alimentos al mismo tiempo. No hay pruebas de que comer proteínas y carbohidratos por separado ayude a la digestión o a bajar de peso. De hecho es más saludable combinar proteínas y carbohidratos con fibra que separarlos. La mezcla es lo que te satisface y te da energía. Además, algunos de los mejores alimentos, como las nueces, semillas y legumbres, están compuestos de proteínas y carbohidratos.

El mejor consejo: Consume proteínas y carbohidratos pero elige con cuidado. Las mejores opciones de proteínas son las carnes magras, carnes blancas y lácteos bajos en grasa. Los mejores carbohidratos son los granos enteros, frutas y vegetales, que entregan mejores beneficios que los granos refinados. Esas comidas necesitan más tiempo para ser absorbidas, así que se liberan más lentamente en el organismo y son una fuente más constante de energía.

Mito 8: Para adelgazar debes reducir drásticamente las calorías

La teoría: Come menos, pesa mucho menos.

La verdad: Claramente si comes 1200 calorías al día bajaras de peso, pero no será para siempre. La mayoría de las personas que hacen dietas rápidas recuperan el peso perdido. Es difícil mantener dietas estrictas por largos periodos de tiempo, además de que es poco saludable también. Por otro lado el cuerpo entra en un modo en el que se hace súper eficiente en el consumo de calorías, para que puedas sobrevivir con menos.

También podría interesarte  10 maneras sencillas de bajar 5 kilos

El mejor consejo: No te mueras de hambre. Si quieres bajar de peso y mantenerlo, necesitas una pequeña restricción calórica, con la que puedas estar siempre.

Mito 9: Las comidas de dieta te ayudan a hacer dieta

La teoría: Los alimentos bajos en grasa, bajos en carbohidratos y endulzados artificialmente hacen que bajar de peso sea menos doloroso.

La verdad: Bajo en grasas y carbohidratos no siempre significa bajo en calorías. Si comes más alimentos de este tipo porque su etiqueta dice que son bajos en calorías podrías estar consumiendo lo mismo que si comieras los corrientes, porque estarías justificando el aumento de la porción con la reducción de calorías.

El mejor consejo: Cuando te tientes con un bocadillo que diga “light” o “bajo en grasa” revisa la información nutricional. Ve cuantas calorías tiene por porción y compáralo con la versión normal. Luego considera comer solo un poco de la versión normal. Podrías terminar comiendo menos calorías porque la grasa satisface más. Y no pienses que porque consumes soda sin azúcar puedes comerte esa barra de chocolate completa.

Mito 10: Comer grasa te hace engordar

La teoría: La grasa tiene nueve calorías por gramo, mientras los carbohidratos y las proteínas tienen solo cuatro por gramo, así que para bajar de peso debes evitar la grasa.

La verdad: La grasa no es el enemigo. Una cantidad moderada de grasa puede ayudarte a sentir satisfecha, así que comes menos y hace que los alimentos saludables tengan mejor sabor. La grasa también ayuda en la absorción de ciertas vitaminas y Fito nutrientes.

El mejor consejo: Come grasa pero no en excesos. Y piensa que algunas grasas son mejores que otras. Elige el mono y el poli insaturadas que se encuentran en las olivas, nueces y pescados. Estas grasas no aumentan el colesterol y pueden reducir el riesgo de ataque cardiaco. Las que debes eliminar o evitar son las grasas trans, porque aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *